Impresión 3D viene con fuerza para revolucionar nuestro modo de vida.

Cada vez más nos suena más esta tecnología que poco a poco se va instalando en nuestras vidas con el uso de estas máquinas. Por ello en Infowork queremos ampliar un poco la información acerca de esta tecnología en expansión, y es que la impresión 3D está irrumpiendo fuerte en el mercado y se perfila como uno de los productos del año 2014.

¿Que es la impresión 3D?

Pues es la reproducción de objetos con volumen a partir de un prototipo diseñado previamente con un software de ordenador, para que os hagáis una idea, podrías crear desde un tornillo, la maqueta de un edificio o un coche y para ello solamente debemos diseñar el objeto que queremos crear e imprimirlo en nuestra propia impresora. Existen dos tipos de impresión 3D: Por un lado están las impresoras que crean objetos tridimensionales mediante la superposición de capas de materiales como puede ser el plástico o la resina (también es posible crear figuras con materiales comestibles tales como el chocolate), estos materiales se van uniendo formando pequeñas capas una encima de otra dando como resultado final un objeto en 3 dimensiones, podríamos decir que el proceso es similar a la construcción de un edificio, se van levantando hileras desde lo más bajo hasta la cima. El segundo tipo de impresoras son las que crean impresión 3D por inyección, en este caso el objeto se va formando mediante la superposición de un polvo que podríamos asemejar al de las impresoras láser tradicionales pero con la diferencia que lleva integrado un pegamento que va consolidando cada capa permitiendo crear el objeto, como último paso se retira el polvo restante que no haya quedado fijado.

¿Cual es la utilidad de estas impresoras 3D?

Hace más de una década, en sus inicios estas impresoras se utilizaban para realizar prototipos, por ejemplo para ingeniería, para el diseño industrial o arquitectura. En la actualidad sus usos se han multiplicado muchísimo y se puede crear objetos tan cotidianos como una lámpara o un simple cenicero. También hay gente que especula con la posibilidad de crear hasta puentes o elementos para arquitectura real. Lo que si es una realidad que el uso de la impresión 3D se ha extendido incluso al campo de la sanidad donde se usan para crear prótesis ortopédicas, la moda tampoco queda al margen de esta nueva tendencia y es que puedes hacer que el producto se adapte a ti y no a la inversa como suele ser lo habitual. Como nota curiosa una empresa japonesa (Clone Factory) ya crea replicas exactas (como muñecos) con la cara de uno mismo por medio del escaneo de nuestro propio rostro y que se incorpora a un muñeco ya prefabricado con el cuerpo a elección del cliente, es como realizarse un propio “mini yo”.

  • Impresión 3D - Mini figuras

    Impresión 3D - Mini figuras

  • Impresión 3D - Maqueta arquitectura

    Impresión 3D - Maqueta arquitectura

  • Impresión 3D - Zapatos de diseño

    Impresión 3D - Zapatos de diseño

Si ya de por si hoy estos usos de la impresión 3D nos parecen impresionantes, en el futuro apuntan que incluso podríamos imprimir piezas de las propias impresoras, o descargarte la plantilla para crear cosas tan cotidianas como un tenedor o un plato, imprimirlo e incluso usarlo, es como tener tu propio “self service” para todo, el límite estaría en nuestra imaginación. Pero lo que más nos puede impactar es que cada vez se está hablando de cara al futuro es de las bioimpresoras (que tienen células madre como material de impresión) que serán capaces de crear miembros y órganos humanos e incluso hamburguesas.

¿Cual es el coste de las impresoras?

Aunque en un principio eran extremadamente caras (las primeras rondaban la cantidad entre 80 y 400 mil euros), en la actualidad y dado el gran boom que está generando la impresión 3D, los precios ya están oscilando entre los 500 y los 25.000 euros, donde comprenden entre ese intervalo, impresoras que debes montar tu mismo por piezas o ya montadas de fábrica, y dependiendo de su precio ofrecen mejores calidades, colores y posibilidades. Entre las marcas que fabrican estas impresoras encontramos i-Joy, Zprinter, 3D Systems o Markerbot entre otras. Algo de lo que no hemos hecho alusión aún es a la materia prima que se emplea, y que también juegan un importante papel en este mundo de la impresión 3D, éstos consumibles son por lo general unas bobinas de filamento que varían en el tipo de material (plástico, resina, etc..) y en el color que dan al objeto modelado.

  • Impresora 3D iJoy

    Impresora 3D iJoy

  • Impresión 3D - Bobinas

    Impresión 3D - Bobinas

  • Impresora 3D montable

    Impresora 3D montable